viernes, 20 septiembre, 2019

LOS INSULTOS AL MENOR AGREDIDO EN SEGORBE: «GITANO DE MIERDA»

32
SHARES
31
VIEWS

El atestado de la Guardia Civil recoge cómo la cuidadora dio un tortazo a la víctima tras increparle por razón de etnia

El auto de imputación constata la agresión y las lesiones del niño tutelado

«Gitano de mierda» o «si no se lo permito a mis hijos te lo voy a permitir a ti» son algunas de las frases que la Guardia Civil ha incluido en el atestado que ha entregado al juzgado de Segorbe para que investigue la presunta agresión de una cuidadora a un menor durante el traslado que ordenó la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas tras detectar presuntos malos tratos a los niños y niñas que vivían en el centro de acogida La Resurrección.


Las diligencias judiciales se han abierto por los presuntos delitos de maltrato, discriminación racial, odio y xenofobia, y la cuidadora tendrá que declarar próximamente. El juzgado también ha citado en calidad de testigo al conductor del autobús que contrató la Generalitat para trasladar a los menores, a los agentes de la Policía local que presenciaron el suceso y ha pedido a la Conselleria que remita la información necesaria para identificar al resto de menores que viajaban cuando se produjo la presunta agresión.

Según apunta la información a la que ha tenido acceso EL MUNDO, la profesional no negó ante los agentes los hechos pero sí matizó las circunstancias en las que se produjeron. Según su versión, el niño, de etnia gitana, se puso nervioso y agresivo, y los hechos desembocaron en un tortazo que le causó una herida en la cara.

Mientras, el menor relató a los agentes que elaboraron el atestado que la mujer le dijo «gitano de mierda» y que si no le permitía a sus hijos determinados comportamientos a él tampoco. El niño admitió que cuando la cuidadora le insultó él le respondió «paya de mierda» y que estaba nervioso cuando se produjeron los hechos porque no quería dejar Segorbe.

Al objeto de contrastar este relato, el juzgado ya ha citado a la cuidadora, pues considera que ya se ha constado que el parte de lesiones del menor pone de manifiesto la existencia de una supuesta agresión. Los hechos denunciados se produjeron este mes de mayo, en plena crisis por los presuntos abusos que la Conselleria detectó en determinados centros de menores, cuando los internos subían al autobús que ha contratado la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas para que regresaran desde los colegios de Segorbe a sus nuevos centros asignados tras el cierre de La Resurrección.

Al parecer, la presunta agresión tuvo lugar cuando finalizaron las clases y los menores tenían que dejar Segorbe. Tras tener conocimiento del incidente las autoridades competentes, se activó el protocolo y hasta el lugar de los hechos se trasladó la Guardia Civil y una ambulancia, según estas fuentes. El traslado a los nuevos centros de los menores tutelados por la Administración se retrasó varias horas por estos hechos.

La Conselleria que lidera la vicepresidenta Mónica Oltra está al tanto de lo sucedido y de las diligencias que practicó la Guardia Civil. Además, se abrió una investigación administrativa y a la empresa que se contrató el servicio de autobús se le solicitó el cambio de monitora.

El pleno de las Cortes de la próxima semana debatirá cómo articular el análisis de la situación del sistema de protección de menores tutelados con una comisión de investigación como propone el PP o a través de una mesa de trabajo, como defienden PSPV y Compromís. Podemos anunció que propondrá una comisión de estudio que aborde la crisis.

Fuente: El Mundo

Siguiente

Comments 9

  1. Anónimo says:

    Muy bien dicho???

  2. Anónimo says:

    Que bien este escrito, estoy contigo es de lógica que si un niño@ no se quiere ir del que considera su pueblo ni tan poco del que considera su hogar por algo será , en el pleno de ayer Miércoles Yolanda estuvo muy callada , diría que casi humilde irreconocible !! Que le pasa!! Pues que está asustada esto está tomando un cariz muy desagradable y sabe que tanto ella como su amiga Oltra han metido la pata

  3. Anónimo says:

    A mí lo que no me parece bien es que se utilice un tema tan delicado para hacer política. Se hace una inspección, que arroja como resultado que un centro que hace 119 años cumplía unas condiciones, ahora ya no las cumple – porque el mundo evoluciona y todo ha de evolucionar a la par-. Se estudia la procedencia de los menores, y se decide trasladar a todos los que no son de Segorbe a centros más próximos a sus domicilios. ¿Dónde está la tragedia?

    Únicamente en el uso que se hace de esa noticia. Se especula y se polemiza en términos de odio religioso, llegando a compararse con el exterminio nazi. Se buscan culpables de todo tipo siempre fuera del centro: que si la Vicepresidenta, que si la concejala, que si unos menores manipulados, que si unas denuncias de malos padres… O sea, trasladan a los niños a centros próximos a sus casas tras una inspección desfavorable, y se monta una escandalera con todo tipo de saraos -recogida de firmas, manifestación silenciosa, puertas abiertas, testimonios llorosos…-mientras se criminaliza políticamente a quien ha destapado la caja de pandora. Ante este panorama salen de la caja más escándalos, que pasan por el encubrimiento de un presunto abusador -educador de una menor, que hay que tener cuajo- que está siendo investigado por un Juzgado, que no es poca cosa. Entonces nos vamos a Fiscalía, como si se tratara de un club de ocio, porque si tú vas, yo también. Los motivos dan igual. El caso es ir. Tú fuiste a denunciar un presunto abuso para que, si es responsable el educador, se le inhabilite y no vuelva a hacer daño a otros niños en otros centros, y yo voy porque lo has contado. Si el educador no es responsable, mejor para todos. Pero el daño ya está hecho. ¿Y quién lo ha hecho? Ese dato no se hizo público hasta que el pueblo, enardecido en llama a favor de una monjas que tachaban de infamia lo que una inspección había denunciado, reaccionó enloquecido. ¿Es necesario que hable tanto, para mal, quien tanto tiene que callar, y que tanto ha callado?

    Faltaba el incidente del autobús, a cargo de una empresa, para colmo de males. O de bienes, para algunos, que podían seguir haciendo sangre con el tema. Así que, cuando la perversa Vicepresidenta cuenta a los medios que las medidas que han adoptado tras el incidente es reforzar el servicio del autobús con un educador de los centros en los que residen los niños, para que estén tranquilos porque lo conocen, se inventa un medio segorbino que el educador que les acompaña es del centro de Segorbe…con el fin de generar la polémica de que «no serán tan malos, entonces». El artículo periodístico es compartido por las redes .¡Toma del frasco, Carrasco! Ahí tienes bomba informativa. Y basándose en esa falacia, el Sr. o Sra. Homer publica en esta página el comentario que todo el mundo puede leer. Pero resulta que quien se inventa las cosas es la Vicepresidenta, la Concejala, los padres, los niños, los inspectores… La prensa no. Se rectifica mudamente el artículo, sin hacer ruido, pero los comentarios maliciosos y perniciosos ya están hechos, incluso por quienes saben de primera mano que lo que dice ese artículo es falso, y no dan marcha atrás.

    Y luego…¡qué penita nos dan los niños! A mí lo que me da penita es que se les utilice, con malas artes. Y que a la prensa le dé igual ser o no rigurosa, y que mi pueblo renuncie a su pensamiento crítico, o malmeta, que aún es peor. ¿Es razonable que se desplace un educador de Segorbe a Castellón a acompañar y a confundir a unos niños que ahora mismo tienen otros educadores de referencia? Ah! Y me da más penita aún que tengan que vivir en centros y no con familias. A ver si somos tan generosos con los niños como lo hemos sido con las monjitas, y nos llevamos alguno a casa.

    • Anónimo says:

      El odio que destila usted le deja a los pies de los caballos, en sus palabras se denota un aire de raza aria, no sabe ni sabrá la necesidad de mucha gente pero Ud. solamente se califica a Ud. mismo por el odio que destila. Si creé que así se puede vivir, odiando a los que no son como usted, estamos abocados a confrontaciones innecesarias.

    • Anónimo says:

      A nadie, que no sea un infame, le gusta que se haga política de este tema, ni tampoco que los menores y su situación de desamparo sean la munición de una artillería mediática que ha causado mucho daño en lo que a reputación se refiere.
      Pero ni la oposición ni la opinión pública es responsable de una actuación imprudente y una alarma social que surge de una decisión del Consell, basada en indicios débiles y en una pobre argumentación. Esto no es política, es lógica.

      Si estuviéramos hablando de un traslado por orden judicial, tu comentario sería coherente y te podrías permitir insinuar que a algunos les importan más las monjas que los niños. Pero teniendo en cuenta las circunstancias, eso no es aceptable.

      Que la institución tenga 120 años significa que ha estado haciendo una eficaz y meritoria labor social de forma prolongada y continuada, no significa que los educadores lleven sombreros de copa y utilicen carrozas para desplazarse; por lo tanto, la institución merece un respeto añadido al que todas merecen, es cuestión de gratitud. Contrariamente, es una falta de consideración, que, con ese bagaje benéfico e histórico, el ayuntamiento no mueva ni un dedo por defender seriamente a la institución cuando se le acusa gravemente, sin pruebas y con alguna mentirijilla de por medio ¿Te acuerdas de lo de “inhabitable”?

      Teniendo en cuenta la hipótesis probable del cierre por motivos ideológicos, hay que reconocer que el hecho de que se haya reubicado a ciertos menores en otros centros de la orden no la contradice. ¿Por qué? Pues porque el hecho incuestionable y gordo es el cierre de una institución y la reubicación puede haber sido condicionada por sencillos motivos prácticos, es una muestra de confianza demasiado pequeña si la comparamos con la magnitud de la resolución del Consell.

      Con respecto a la noticia falsa, considero que es prácticamente anodina si la comparamos con la triste noticia de la que se deriva: el supuesto maltrato de una cuidadora del Consell, este sí, respaldado por un parte de lesiones, no por un informe.

      Hablas de pensamiento crítico, pues esa movilización que comentas es su consecuencia. De entre otras cosas, este tipo de pensamiento nos impide tomar como dogma de fe aquello que una vicepresidenta afirma en los medios sin ser respaldado pruebas suficientes y sentencias firmes. También nos dificulta aceptar contradicciones, faltas a la verdad, reforzadas, además, por el transcurso de acontecimientos. El pensamiento crítico que, a día de hoy no es vuestro mejor aliado, nos impide aceptar endebles argumentaciones tan solo porque sea repetidas como un mantra por un orfeón de adeptos. Incluso comprende que este largo comentario es fruto de él. Espero que por esta razón no te desagrade.

  4. Anónimo says:

    Pobres chavales que pena me dan , como es posible que haya gente tan mala , y que diga Oltra que en el Colegio de la Resurrecion estaban mal , que lío habéis armado , todo por venganzatodo por cerrar el colegio. No sé si podrías dormir tranquilos@ ya habéis conseguido lo que queríais , no me digáis que todo lo hacéis por el bien del menor?

  5. Anónimo says:

    Que pasa que A este respecto nadie dice nada esto no es mal trato , pobre niño solo porque se quería quedar en Segorbe le dieron una bofetada y lo maltrataron , lo que hay que ver y aguantar

  6. Homer says:

    Ahora creo que la concejal Yolanda dejara de estar lo tranquila que dijo que estaba cuando cerraron el centro.

    La poca catadura moral y la falta de capacidad, a la hora de gobernar, de todo este rebaño de políticos del cambio, se están haciendo patentes estos días. Solamente con respecto al tema del artículo, han pasado de cerrar el centro por malos tratos a tener que poner un educador del centro (que han cerrado) para que vele por la seguridad de los niños en los autobuses que ellos mismos con su gente han contratado.

    Este hecho rechina en los cerebros de todos aquellos que piensen un momento en lo ocurrido, yo no sé si nos hacen tontos o los tontos son ellos ¿quién va a creer ahora lo de los malos tratos?, si hasta los niños no quieren irse de Segorbe y se los tienen que llevar a palos.

    Si la responsable de la concejalía de bienestar social, Yolanda Sebastian, tuviera la mas mínima dignidad política se debería de plantar ante su jefa, Oltra, y pedirle el regreso inmediato de los niños a la que es su casa, de lo contrario tendría que dimitir de inmediato y retractarse de todo el odio que ha salido de su teclado. Desde aquí les digo que no lo veremos, porque esta gente ni tiene dignidad política ni la conoce, y lo que es peor, no aprenden de sus fracasos (que son muchos aparte de este) y piensan que el pueblo llano somos tan borregos que nos dejamos engañar, pero puedo decir sin riesgo a equivocarme, que están llevando a sus partidos a la más absoluta de las deshonras y esto se traducirá en el olvido (y en algunos casos la desaparición) de partidos tan respetables como PSOE y partido Republicano, donde me costa que muchos de sus votantes les van a retirar su apoyo por el nefasto actuar de estos ciudadan@s que han cogido la rienda de los mismos.

    Basta ya de tanto despotismo, de tanta oscuridad de tanta prepotencia de tanto rencor de tanto odio y de tanta ineptitud, por el bien de Segorbe hagan caso al pueblo, en los dos años cortos que les quedan, y no destrocen más nuestra imagen y nuestra calidad de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Login to your account below

Fill the forms bellow to register

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.