sábado, 23 marzo, 2019

BARRACHINA: “SÁNCHEZ MIENTE HASTA EN SU DERROTA Y ANTEPONE SUS INTERESES A LOS DE ESPAÑA”

3
VIEWS

El presidente de los populares lamenta el gasto de 200 millones de euros por los caprichos del PSOE que prioriza sus intereses políticos a los intereses generales de España

El presidente del Partido Popular en Castellón, Miguel Barrachina, ha asegurado que la convocatoria de elecciones generales el próximo 28 de abril supone otro ejemplo más de la forma de actuar de Pedro Sánchez “que ha priorizado sus intereses personales a los intereses generales de España”.

Para el líder del PP, convocar las elecciones para el 28 de abril supone que “Sánchez miente hasta en su derrota y antepone sus intereses a los de España” puesto que “perdemos tiempo y dinero” por no hacer coincidir las generales con las elecciones locales y autonómicas del 26 de mayo.

En concreto, la cita electoral costará a los españoles 200 millones de euros “que se podrían destinar, por ejemplo, a la creación de empleo que gracias al PSOE empieza a naufragar”. Para Barrachina “las elecciones son necesarias por tener un presidente incapaz pero debía haberlas convocado hace meses”.

Siguiente

Comments 3

  1. Anónimo says:

    A este paso, y si sigue haciendo tonterías y retorciendo, o mejor dicho, sáltandose la Ley, a Pedro Sánchez no le va a quedar más remedio que meter en en su equipaje electoral la urna con los huesos de Franco y llevarla de mitin en mitin por España.

    Porque está claro que la familia ya ha dicho claramente que en La Almudena o en ningún otro sitio, y está en su derecho porque, aunque a Sánchez le pese, es la dueña de los restos mortales de su abuelo y el Gobierno no es nadie para decidir dónde se van a depositar.

    A lo mejor puede sacarlos, con nocturnidad y alevosía, del Valle de los Caídos, pero lo va a tener difícil para llevarlo a ningún sitio, que no sea su casa o la sede del PSOE en la calle Ferraz.

    En el culebrón en que se ha convertido su obsesión por presentar como éxito político de sus ocho meses de gestión la exhumación de los restos del dictador, todo es posible. El ridículo espantoso ya lo ha hecho, anunciando una decisión que no tenía contrastada jurídicamente y que no era más que un fuego de artificio para mantener entretenida a su parroquia, pura propaganda para enfrentar de nuevo a los españoles.

    En su mitin político del viernes en La Moncloa, y entre las mentiras que dijo, y que ya fueron tema de mi anterior blog, se me olvidó una. Sánchez acusó a la oposición de querer volver al pasado, de mirar atrás, pues no sé yo dónde ha mirado él, al pleistoceno.

    En este país no se acordaba de Franco ni pichi, la Transición superó viejos rencores, reconcilió las dos Españas y trajo la democracia. Después llegó Zapatero para volver a escribir la Historia y este Sánchez se fue de explorador a Atapuerca a ver si encontraba algún hueso con el que justificar un efímero mandato, que ha sido letal para la unidad de España.

  2. Anónimo says:

    El ‘okupa’ Pedro Sánchez ha convocado elecciones generales para el 28 de abril de 2019 y lo ha hecho, sin rubor alguno, aprovechando el atril institucional de La Moncloa para dar su primer mitin de precampaña y pedir el voto a los españoles atacando a la oposición desde un lugar inapropiado.

    Una actitud reprobable que evidencia la desesperación del socialista por la pérdida de poder, al que ha tratado de aferrarse sin éxito hasta el último instante, y demuestra, además, el escaso respeto que el aún presidente profesa y ha profesado- hacia la institución que la moción de censura y no las urnas le encomendó representar: el Gobierno de España.

    Un avinagrado y largo discurso en el que Sánchez, haciendo gala de su narcisismo habitual, no ha dado la más mínima muestra de autocrítica.

    El presidente socialista ha sacado pecho por las leyes que se han aprobado desde junio, la mayor parte de ellas, por cierto, a golpe de decreto ley, un instrumento diseñado únicamente para medidas urgentes y de excepcionalidad que, sin embargo, el Gobierno ha usado de manera indiscriminada ante la imposibilidad de gobernar con 84 diputados y de llegar a pactos coherentes con la amalgama de independentistas, proetarras y nacionalistas que lo llevaron a la Presidencia.

    Sánchez, a menudo rehén de su autocomplacencia, tenía demasiados diezmos que pagar a sus socios de Gobierno y esto, tal y como se ha demostrado, no ha sido más que una estrategia cortoplacista que ha puesto fin a una agitada legislatura que ya se vislumbraba breve desde el principio, aunque no por ello menos dañina para España.

    No obstante, el jefe del Ejecutivo, que por supuesto se ha sacudido de cualquier responsabilidad, no ha perdido la ocasión de atacar a una oposición que, según él, se ha aliado de manera consciente y estratega para cosechar crispación y bloquear la toma de decisiones gubernamentales al tumbar los Presupuestos.

    Olvida Sánchez que sus cesiones a ERC y PDeCAT han erosionado la fortaleza del Estado, que el privilegiado tratamiento de jefe de Estado que se le ha dado a Quim Torra durante el pasado diciembre ha humillado a todos los españoles, que la conformación de una mesa de partidos con la figura de un relator ha sido una deslealtad y que sus intentos de interferir en la independencia del Poder Judicial para rebajar el delito de rebelión a sedición de los golpistas catalanes han debilitado el marco constitucional y han puesto en entredicho la legitimidad de la Justicia.

    No ha sido una connivencia entre la derecha y los separatistas la que ha acabado con Sánchez, sino las mentiras, la arbitrariedad y la soberbia de un presidente del Gobierno que, a tenor de los acontecimientos, jamás ha estado a la altura de su puesto.

  3. Anónimo says:

    Estupefacta me quedé ayer al escuchar el mitin político de más de veinte minutos que dio el presidente del Gobierno desde la sala de prensa del Palacio de la Moncloa. Lo que se anunció como una declaración institucional para despejar las dudas del adelanto electoral y de la fecha de los comicios, se convirtió en el primer acto de la campaña electoral de Pedro Sánchez.

    Pero lo peor no fue la utilización partidista de la sede oficial de la Presidencia del Gobierno con acusaciones al Partido Popular, sino las mentiras que se vertieron sobre los supuestos logros del todopoderoso Sánchez durante sus ocho meses de Gobierno, el más breve de la democracia.

    Voy a desgranar tres pequeños detallitos que retratan el ego de este personaje.

    VIOLENCIA DE GÉNERO. En el tema de la violencia de género se arrogó el éxito del pacto y de las medidas puestas en marcha. Primera consideración: el pacto fue fruto del esfuerzo de todos los grupos políticos del Congreso y se firmó siendo Rajoy presidente del Gobierno. Los socialistas han incumplido la promesa que hizo la vicepresidenta Carmen Calvo en diciembre de 2018 de impulsar todas las reformas legislativas que proponía el pacto. Además, si mientras cuando gobernaba Rajoy pedían y pedían la constitución de la Comisión de Seguimiento del Pacto, en sus ocho meses de Gobierno han cerrado el pico y la semana pasada fue su primera reunión.

    EDUCACIÓN. Sánchez vino a decir que su Gobierno ha eliminado los recortes en educación. Falso de toda falsedad. El Gobierno de Rajoy devolvió la tasa de reposición del cien por cien, la ratio alumno/profesor, la bajada del precio de las matrículas y de los master universitarios. El PSOE lo único que ha hecho ha sido el disparate de rebajar las horas de clase de los profesores y permitir que cada autonomía las fije por su cuenta, en vez de dictar una norma de ámbito nacional. En la exposición de motivos de la Proposición de Ley que llevaron al Congreso ya se reconoce que la mayoría de los recortes estaban revertidos.

    SANIDAD. Aunque es cierto que el Gobierno socialista aprobó un Real Decreto para dar cobertura total a los inmigrantes sin papeles, la verdad es que en la mayoría de las comunidades autónomas la sanidad ya es universal. Lo gobiernos regionales ofrecen esta atención a través de órdenes y normas de carácter autonómico.

    Esto es una pequeña muestra de las mentiras con las que quiso engañar a los españoles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Login to your account below

Fill the forms bellow to register

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.