Fue imposible, no hubo forma de que el alcalde de Segorbe diera -durante un pleno extraordinario solicitado por el PP Segorbe- una explicación sobre el uso de un documento oficial por parte de la concejala socialista, M.ª Teresa García, con fines meramente particulares.

Durante la sesión plenaria, el alcalde ahora socialista dio muestras de un patente estado de nerviosismo que le llevó a perder el control, de ahí las continuas llamadas al orden a los concejales populares desde el minuto uno.

Lamentablemente el alcalde fue incapaz de explicar el uso de un documento oficial que portaba membrete, sello municipal y firma como concejala de comercio de M.ª Teresa García, para la retirada de unos enseres, presuntamente destinados a los servicios sociales de Segorbe, como donación de un establecimiento del municipio.

El comportamiento torpe del alcalde solo dejó claro una cosa y es que la falta de explicaciones le hace cómplice de estos hechos.

De la misma manera la concejala de servicios sociales, Yolanda Sebastián, tampoco supo aclarar nada al respecto del documento.

Durante el pleno, el alcalde de Segorbe se dedicó a lo de siempre, a menospreciar al Partido Popular de Segorbe, a no dar la palabra y en este caso a llamar al orden de una manera despiadada que lleva a pensar que su verdadero objetivo era expulsar a un concejal popular, en este caso Vicente Hervás, para poner intentar ocultar el objeto verdadero que atañía: aclarar el paradero de las donaciones hechas por un comercio local y recogidas por la concejala socialista junto a un familiar.

De la misma manera el bipartito de izquierdas pretendió ocultar a los segorbinos la subvención solicitada para la construcción de un colector para la eliminación del agua depurada de la empresa de los zumos, aquella misma empresa a la que el mismo bipartito proclamaba la posibilidad de dejar sin agua al municipio, cosa que jamás se ajustó a la realidad.

Una vez más, el alcalde de Segorbe queda en evidencia, pues todo aquello de la transparencia, de las puertas y ventanas abiertas que se dedicó a vociferar ha quedado en papel mojado como mojados estaban las donaciones hechas por un comercio local y que nunca llegaron a los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Segorbe que gobierna un matrimonio de conveniencia que se dedica a ocultar y tapar unos hechos que no dejan en buen lugar al PSOE y SP de Segorbe.

Finalmente desde el Grupo Popular se pretende manifestar la indignación por el continuo trato prepotente del alcalde Segorbe hacia la formación que representa a 2267 segorbinos y segorbinas.