domingo, 8 diciembre, 2019

La Guardia Civil de Segorbe celebra la festividad de la Virgen del Pilar

5
SHARES
109
VIEWS

Como viene siendo tradicional, el 12 de octubre “Día de la Hispanidad”, los cuerpos de la Guardia Civil honran a su patrona, la Virgen del Pilar. Y, en nuestra comarca los dos puestos de la Benemérita Viver y Segorbe celebraron esta onomástica junto a sus compañeros y, familias. Así, como compañeros de la policía Autonómica, Municipal y Protección Civil, además de algunos alcaldes y concejales de la Comarca, cuya jurisdicción corresponde al Cuartel de Segorbe

Y, el sábado, a las doce del mediodía se sumaron a la Guardia Civil los miembros del Centro Aragonés, en la misa que ofició el obispo de la Diócesis, Casimiro López Llorente en la catedral de Segorbe, en la que afirmó que María nos invita a creer, a fiarnos de Dios. Tras saludar a las autoridades presentes, el obispo de la Diócesis centró su homilía en tres palabras: arca, pilar y fe. El obispo de Segorbe-Castellón también dedicó unas palabras en su homilía a la Guardia Civil, recordándoles que desde 1913 tienen a la Virgen del Pilar como patrona y guía de su trabajo.

El momento más emotivo fue la ofrenda ante la imagen de la patrona, una bandera de España, un tricornio, un casco de moto, un pañuelo del Centro Aragonés y un ramo de flores.

Finalmente, el teniente de la Guardia Civil de tráfico, se dirigió a los asistentes diciendo que siempre le ha gustado pensar que el día de la Festividad de la Virgen del Pilar es especial, entre otras cosas, porque las puertas de todos los cuarteles de España, se abren para compartir una jornada con compañeros, familiares, vecinos y amigos.

Tras la misa se sirvió un vino de honor en el patio del Seminario. Festividad que continuó con una comida de hermandad en el Cuartel.

Siguiente

Comments 1

  1. Anónimo says:

    Las instituciones mejor valoradas por los españoles son las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, el Ejército y la Monarquía, que son precisamente tres instituciones que han sufrido toda clase de campañas de descrédito de una parte considerable del arco parlamentario y de sus medios afines.

    Durante la semana tuvimos dos buenos ejemplos de esos desprecios. En Cataluña, mandos de los Mozos de Escuadra abandonaron un acto de la Guardia Civil, en honor a su patrona, la Virgen del Pilar, molestos por las alusiones que hizo un mando de la Benemérita al excelente trabajo de sus agentes frente al golpe separatista del 1 de octubre de 2017 y en las recientes detenciones de terroristas separatistas de los CDR. Las palabras de ese mando de la Guardia Civil debería firmarlas cualquier demócrata: lo intolerable es que los mandos de la Policía catalana se sientan solidarios con golpistas y terroristas. Pues bien: en una muestra más de indignidad, ayer el Gobierno de Sánchez pidió disculpas a los mandos de los Mozos por las palabras de ese mando de la Guardia Civil, unas disculpas que les transmitió la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, del PSOE.

    Hace sólo diez diez días que el PSOE eligió “Ahora España” como lema electoral para los comicios del 10 de noviembre. Ese “ahora” no le ha durado ni dos semanas: una vez más ha corrido a besarles los pies a los que odian a España, a los que no han tenido escrúpulos en saltarse la ley para intentar romper la unidad de nuestra Nación. Con ese gesto el poder ejecutivo muestra su desprecio por esa Guardia Civil que ha asumido un enorme sacrificio en vidas por defender a España y al Estado de Derecho, demostrando mucho más valor y compromiso con nuestra Patria que esos miserables políticos que traicionan a la Benemérita ante los separatistas. Recordemos que este Gobierno fue el que dejó sin fondos a los guardias civiles que investigaban la corrupción del PSOE, con lo cual a la envidia le añade otra vileza: la venganza.

    Por otra parte, esta misma semana también se conoció una sentencia del Tribunal Supremo rebajando las condenas a los ocho proetarras que dieron una paliza a dos guardias civiles y a sus parejas en Alsasua (Navarra). Según la sentencia, que cuenta con dos votos particulares de descuerdo, los agresores no habrían cometido un agravante de discriminación contra los agredidos por su condición de Guardias Civiles. La decisión es insólita, ya que precisamente les agredieron cuando les reconocieron como agentes de la Benemérita, y ese odio al cuerpo no sólo motivo la agresión a los agentes, sino también a las dos mujeres que les acompañaban.
    Esta escandalosa sentencia dará alas a la campaña de acoso a la Guardia Civil que están llevando a cabo los proetarras desde hace años, ya que ni siquiera reconoce esa descarada incitación al odio como agravante.
    Los guardias civiles han actuado siempre a las órdenes del poder judicial, a menudo asumiendo riesgos personales para ellos y sus familias, para que después les dejen tirados.

    La Guardia Civil está para cumplir la ley y servir a España con honor, le pese a quien le pese.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Login to your account below

Fill the forms bellow to register

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.