Lista oficial del BOE de las actividades esenciales sin permiso retribuido

6
SHARES
208
VIEWS

El Gobierno decreta un permiso retribuido recuperable obligatorio para el resto

Poco antes de la medianoche del domingo al lunes ha entrado en vigor el decreto ley con el permiso retribuido recuperable obligatorio para los trabajadores por cuenta ajena de empresas de actividades no esenciales. En el listado final de actividades que quedan excluidas de la norma por considerar esenciales hay finalmente un catálogo de 25 puntos. En el borrador inicial había 40, pero la diferencia se debe no tanto a que se hayan suprimido actividades como a que el borrador estaba lleno de errores, actividades fuera de lugar, reiteraciones y duplicidades.

La gran novedad entre una y otra lista es que no se ha dejado fuera del permiso remunerado a las empleadas de hogar, que deja de considerarse esencial. También dejan de ser esenciales algunas actividades industriales (como aerospacial o defensa) antes recogidas expresamente. En cambio, sí se consideran ahora esenciales los servicios veterinarios.

El Gobierno ha estado puliendo hasta última hora el contenido del decreto y ha quedado tan poco margen desde su publicación que se ha visto forzado a conceder una moratoria con respecto a su entrada en vigor efectiva. Así, en el último momento se ha establecido que, en aquellos casos en los que resulte imposible interrumpir de modo inmediato la actividad, los trabajadores afectados podrán prestar servicios el lunes 30 de marzo de 2020 «con el único propósito de llevar a cabo las tareas imprescindibles para poder hacer efectivo el permiso retribuido recuperable sin perjudicar de manera irremediable o desproporcionada la reanudación de la actividad empresarial».

El decreto ley señala que se aplicará a «todas las personas trabajadoras por cuenta ajena que presten servicios en empresas o entidades del sector público o privado y cuya actividad no haya sido paralizada como consecuencia de la declaración de estado de alarma».

Por tanto, no se aplica a los trabajadores de empresas cuya actividad haya sido paralizada. Pero, además, según la norma publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE), no será objeto de aplicación el permiso retribuido regulado en el real decreto-ley a las siguientes personas trabajadoras por cuenta ajena:

1. Las que realicen las actividades que deban continuar desarrollándose al amparo de los artículos 10.1, 10.4, 14.4, 16, 17 y 18, del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 y de la normativa aprobada por la Autoridad Competente y las Autoridades Competentes Delegadas. [El artículo 10.1 incluía «los establecimientos comerciales minoristas de alimentación, bebidas, productos y bienes de primera necesidad, establecimientos farmacéuticos, médicos, ópticas y productos ortopédicos, productos higiénicos, peluquerías, prensa y papelería, combustible para la automoción, estancos, equipos tecnológicos y de telecomunicaciones, alimentos para animales de compañía, comercio por internet, telefónico o correspondencia, tintorerías y lavanderías». El 10.4, las actividades de hostelería y restauración, con entrega a domicilio. El 14.4, el transporte de mercancías. El 16, las aduanas. El 17, el suministro de energía eléctrica, productos derivados del petróleo y gas natural. El 18, los operadores críticos de servicios esenciales].

2. Las que trabajan en las actividades que participan en la cadena de abastecimiento del mercado y en el funcionamiento de los servicios de los centros de producción de bienes y servicios de primera necesidad, incluyendo alimentos, bebidas, alimentación animal, productos higiénicos, medicamentos, productos sanitarios o cualquier producto necesario para la protección de la salud, permitiendo la distribución de los mismos desde el origen hasta el destino final.

3. Las que prestan servicios en las actividades de hostelería y restauración que prestan servicios de entrega a domicilio.

4. Las que prestan servicios en la cadena de producción y distribución de bienes, servicios, tecnología sanitaria, material médico, equipos de protección, equipamiento sanitario y hospitalario y cualesquiera otros materiales necesarios para la prestación de servicios sanitarios.

5. Aquellas imprescindibles para el mantenimiento de las actividades productivas de la industria manufacturera que ofrecen los suministros, equipos y materiales necesarios para el correcto desarrollo de las actividades esenciales recogidas en este anexo.

6. Las que realizan los servicios de transporte, tanto de personas como de mercancías, que se continúen desarrollando desde la declaración del estado de alarma, así como de aquellas que deban asegurar el mantenimiento de los medios empleados para ello, al amparo de la normativa aprobada por la autoridad competente y las autoridades competentes delegadas desde la declaración del estado de alarma.

7. Las que prestan servicios en Instituciones Penitenciarias, de protección civil, salvamento marítimo, salvamento y prevención y extinción de incendios, seguridad de las minas, y de tráfico y seguridad vial. Asimismo, las que trabajan en las empresas de seguridad privada que prestan servicios de transporte de seguridad, de respuesta ante alarmas, de ronda o vigilancia discontinua, y aquellos que resulte preciso utilizar para el desempeño de servicios de seguridad en garantía de los servicios esenciales y el abastecimiento a la población.

8. Las indispensables que apoyan el mantenimiento del material y equipos de las fuerzas armadas.

9. Las de los centros, servicios y establecimientos sanitarios, así como a las personas que (i) atiendan mayores, menores, personas dependientes o personas con discapacidad, y las personas que trabajen en empresas, centros de I+D+I y biotecnológicos vinculados al COVID-19, (ii) los animalarios a ellos asociados, (iii) el mantenimiento de los servicios mínimos de las instalaciones a ellos asociados y las empresas suministradoras de productos necesarios para dicha investigación, y (iv) las personas que trabajan en servicios funerarios y otras actividades conexas.

10. Las de los centros, servicios y establecimientos de atención sanitaria a animales.

11. Las que prestan servicios en puntos de venta de prensa y en medios de comunicación o agencias de noticias de titularidad pública y privada, así como en su impresión o distribución.

12. Las de empresas de servicios financieros, incluidos los bancarios, de seguros y de inversión, para la prestación de los servicios que sean indispensables, y las actividades propias de las infraestructuras de pagos y de los mercados financieros.

13. Las de empresas de telecomunicaciones y audiovisuales y de servicios informáticos esenciales, así como aquellas redes e instalaciones que los soportan y los sectores o subsectores necesarios para su correcto funcionamiento, especialmente aquellos que resulten imprescindibles para la adecuada prestación de los servicios públicos, así como el funcionamiento del trabajo no presencial de los empleados públicos.

14. Las que prestan servicios relacionados con la protección y atención de víctimas de violencia de género.

15. Las que trabajan como abogados, procuradores, graduados sociales, traductores, intérpretes y psicólogos y que asistan a las actuaciones procesales no suspendidas por el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 y, de esta manera, cumplan con los servicios esenciales fijados consensuadamente por el Ministerio de Justicia, Consejo General del Poder Judicial, la Fiscalía General del Estado y las Comunidades Autónomas con competencias en la materia y plasmados en la Resolución del Secretario de Estado de Justicia de fecha 14 de marzo de 2020, y las adaptaciones que en su caos puedan acordarse.

16. Las que prestan servicios en despachos y asesorías legales, gestorías administrativas y de graduados sociales, y servicios ajenos y propios de prevención de riesgos laborales, en cuestiones urgentes.

17. Las que prestan servicios en las notarías y registros para el cumplimiento de los servicios esenciales fijados por la Dirección General de Seguridad Jurídica y Fe Pública.

18. Las que presten servicios de limpieza, mantenimiento, reparación de averías urgentes y vigilancia, así como que presten servicios en materia de recogida, gestión y tratamiento de residuos peligrosos, así como de residuos sólidos urbanos, peligrosos y no peligrosos, recogida y tratamiento de aguas residuales, actividades de descontaminación y otros servicios de gestión de residuos y transporte y retirada de subproductos o en cualquiera de las entidades pertenecientes al Sector Público, de conformidad con lo establecido en el artículo 3 de la Ley 9/2017, de 8 de noviembre, de Contratos del Sector Público.

19. Las que trabajen en los Centros de Acogida a Refugiados y en los Centros de Estancia Temporal de Inmigrantes y a las entidades públicas de gestión privada subvencionadas por la Secretaría de Estado de Migraciones y que operan en el marco de la Protección Internacional y de la Atención Humanitaria.

20. Las que trabajan en actividades de abastecimiento, depuración, conducción, potabilización y saneamiento de agua.

21. Las que sean indispensables para la provisión de servicios meteorológicos de predicción y observación y los procesos asociados de mantenimiento, vigilancia y control de procesos operativos.

22. Las del operador designado por el Estado para prestar el servicio postal universal, con el fin de prestar los servicios de recogida, admisión, transporte, clasificación, distribución y entrega a los exclusivos efectos de garantizar dicho servicio postal universal.

23. Las que prestan servicios en aquellos sectores o subsectores que participan en la importación y suministro de material sanitario, como las empresas de logística, transporte, almacenaje, tránsito aduanero (transitarios) y, en general, todas aquellas que participan en los corredores sanitarios.

24. Las que trabajan en la distribución y entrega de productos adquiridos en el comercio por internet, telefónico o correspondencia.

25. Cualesquiera otras que presten servicios que hayan sido considerados esenciales.

Excepciones generales

Al margen de las actividades, hay excepciones de carácter general en las que no se aplica el permiso. por un lado, no afecta a los empleados públicos, que tendrán su propia normativa. Por otro, tampoco se aplica el permiso en los siguientes casos:

A los trabajadores que presten servicios en las divisiones o en las líneas de producción cuya actividad se corresponda con los sectores calificados como esenciales en el listado anterior.

A los trabajadores contratados por (i) aquellas empresas que hayan solicitado o estén aplicando un expediente de regulación temporal de empleo de suspensión y (ii) aquellas a las que les sea autorizado un expediente de regulación temporal de empleo de suspensión durante la vigencia del permiso previsto este real decreto-ley.

A los trabajadores que se encuentran de baja por incapacidad temporal o cuyo contrato esté suspendido por otras causas legalmente previstas.

A los trabajadores que puedan seguir desempeñando su actividad con normalidad mediante teletrabajo o cualquiera de las modalidades no presenciales de prestación de servicios.

Por otra parte, la norma también señala que las empresas que deban aplicar el permiso retribuido recuperable podrán, en caso de ser necesario, establecer el número mínimo de plantilla o los turnos de trabajo estrictamente imprescindibles con el fin de mantener la actividad indispensable. Esta actividad y este mínimo de plantilla o turnos tendrá como referencia la mantenida en un fin de semana ordinario o en festivos.

Fuente: cincodias.elpais.com

 

Pincha aquí para ver el BOE
Siguiente

Comments 8

  1. Anónimo says:

    Se pueden escribir tantas cosas de la desastrosa gestión de la crisis del coronavirus:

    Las risas del ministro de Transportes, José Luis Ábalos, en la rueda de prenda del Palacio de la Moncloa, mientras en España se contabilizan ya más de 4.000 fallecidos y más de 56.000 contagiados; y el caos en el Ministerio de Sanidad, que dirige un Salvador Illa, cuya cara de pánico cada vez que comparece se corresponde con su incapacidad para hacer frente a la demanda de material de protección para evitar el contagio entre los sanitarios, la población, las Fuerzas Armadas y todos los servicios esenciales, tras confirmarse que fueron al polígono Cobo Calleja a comprar los test para hacer las pruebas y les timaron con una mercancía sin homologar y procedente de todo a un euro.

    Si este Gobierno tuviera algo de respeto por los españoles, ya tendrían que estar produciéndose dimisiones para dejar paso a alguien que sepa tomar el mando de este despropósito. Pero no. Aquí nadie suelta la poltrona y siguen esparciendo odio y rencor, como hizo ayer la ministra de Igualdad, Irene Montero, que después de haber empujando a las mujeres a una manifestación que nunca se debería haber autorizado, se escuda diciendo que ellos siguieron las “indicaciones de las autoridades”. O sea, de ella misma.

    Y de Pedro Sánchez, mejor que se quede ahora mismo en su puesto hasta que no se termine el estado de alarma, la alternativa es aterradora si dimite Carmen Calvo, que no lo hará, tendremos a Pablo Iglesias en el puesto de mando del país. Entonces, el Apocalipsis está garantizado.

  2. Anónimo says:

    Pedro Sánchez enterrará a 20.000 infectados y arruinará a 10 millones de españoles, pero sobrevivirá al coronavirus y seguirá en La Moncloa.
    Los garrafales errores de gestión y la irresponsabilidad del Ejecutivo más inepto de la historia de la democracia no bastan para acabar con esta peste.

  3. Anónimo says:

    La tardanza y el retraso en la publicación del real decreto ley por el que se ha establecido desde este pasado domingo la suspensión de las actividades no esenciales, ha generado una gran controversia. Vivimos una situación crítica. La crisis sanitaria continúa haciendo mella en la sociedad, que trata de asimilar los cientos de fallecimientos diarios. En ese contexto, el Consejo de Ministros aprobó la medida, pero no fue hasta última hora de la noche cuando fue publicada en el Boletín Oficial del Estado. Algo que para muchos resulta difícil de entender.

    A la tardanza se le ha unido una errata ortográfica. Es algo nimio, sin importancia, aunque ha resultado un error sarcástico porque define a la perfección la gestión del Gobierno en la crisis del coronavirus. En uno de los apartados del real decreto ley se puede leer: “y las adaptaciones que en su caos puedan adoptarse”.

  4. Anónimo says:

    Son más culpables que Judas.
    Sabían lo que se avecinaba y argumentar que nadie era capaz de prever la magnitud de la pandemia, no puede servir siquiera de atenuante, porque si eres ministro, aunque te llames Irene Montero y toda tu experiencia previa ha sido ser cajera en un super, ejerces de ministro de Sanidad cuando tu curriculum profesional es el de licenciado en Filosofía o eras incapaz de hacer una tesis sin copiarla pero has llegado a la presidencia del Gobierno, tienes la obligación moral, social y política de evitar dolor innecesario a la ciudadanía y adoptar decisiones antes de que sea inevitable.

    Decía Voltaire, hace ya tres siglos, que «la política es el camino para que los hombres sin principios puedan dirigir a los hombres sin memoria» y a eso se aferran todos estos social-comunistas, confiando en la proverbial amnesia del votante español.

    Pero si hay Justicia en España, los jueces actúan como deben hacerlo y la ciudadanía no está atontada por el televisor, a Sánchez, Iglesias y colegas les va a llegar la factura.

  5. Anónimo says:

    Hablamos siempre de lo público, pero lo público se paga a través de impuestos y los impuestos los pagan las empresas privadas y los trabajadores privados. Y en estos momentos no hay dinero.

    Las empresas privadas tienen que cuidarse «entre algodones» porque son las que crean empleo y también los pequeños empresarios y autónomos.

    Pensemos en una tienda con tres empleados. Es que tiene que estar pagando ahora las cotizaciones sociales, ahora tiene que empezar a pagar los impuestos, si es que no le llega. Y cuando hablamos de que todo el mundo esté protegido, esa gente no lo está. El día que se vayan al paro se quedan sin nada, incluso sin las casa que tenían hipotecada.

  6. Anónimo says:

    En la izquierda comunista, la izquierda adolescente, rabiosa y revanchista que surgió del 15-M, sus líderes llevan una máxima tatuada en el pecho al lado de la hoz y el martillo, «no cometas el error de desaprovechar una buena crisis». Basta echar una mirada a los tuits de la izquierda reaccionaria, y ver cómo se están frotando las manos con el provecho que pueden sacarle a esta crisis.

    Mientras millones de españoles permanecemos encerrados en nuestras casas, en mu chos casos de 80 metros cuadrados, bajo el estado de alarma, Juan Carlos Monedero dirige la guerra sucia de Podemos con ataques al Rey Felipe VI, a la presidenta madrileña Isabel Díaz Ayuso, al empresario Amancio Ortega y a los periodistas.

    Mientras la derecha no tiene nada que decir por miedo a que la tachen de insolidaria, la izquierda reaccionaria ya está planificando como rentabilizar esta crisis.

    Teresa Rodríguez, la pareja podemita del alcalde de Cádiz, amenazó hace unos años con confiscar los ahorros de los españoles para salir de la crisis creando una banca pública. Es lo que persiguen desde hace años y en esta crisis ven una oportunidad de oro para cumplirlo.

    Esto pinta muy, pero que muy mal…o les desalojamos del poder o nos dejan sin país.Estemos preparados para cuando esto acabe, ya que en Moncloa tenemos a un INÚTIL.

    El único virus que conoce la izquierda es el odio.

  7. Anónimo says:

    Es insultante que mientras los españoles están en situación casi de arresto domiciliario por culpa de la falta de imprevisión y de la incompetencia del Gobierno de Pedro Sánchez y de su socio comunista Pablo Iglesias, la aristocracia roja mantenga intactos todos sus privilegios y prebendas.

    Mientras los españoles confinados se ven forzados a cerrar sus negocios y los trabajadores acaban en el paro, los líderes de Podemos pueden permitirse el lujo de hipotecarse por 540.000 euros y mantener su gran chalé en la sierra gracias a sus altos ingresos.

    Estos caraduras que prometían cobrar como máximo 3 salarios mínimos interprofesionales (SMI) siguen con sus prebendas intactas mientras los españoles se enfrentan a una economía devastada en la que el paro se irá al 20 por ciento y miles de familias se quedarán en la calle.

    ¿Cómo se puede defender mantener la actividad y en 24 horas irnos a un escenario de paralización absoluta?

    A eso se suma la absoluta falta de sensibilidad de la ministra-vampiro María Jesús Montero, que no ha retrasado ni diferido el pago de ningún impuesto.

    El PSOE no falla. En material fiscal, son garrapatas: van saltando de huésped en huésped. Y en su lucha contra las desigualdades sociales han hecho un jugada de lujo: echarle una mano a los ricos y crujir a más de dos millones de autónomos.

  8. Anónimo says:

    No soy anti mascotas, no soy anti animalista, me parece muy bien que cada uno en su casa tenga la mascota legal que quiera y ni se me ocurre pensar que el Coronavirus sea por culpa de mascotas, pero ¿os dais cuenta ahora de lo importante de que vuestras mascotas no ensucien calles, jardines, farolas, papeleras, esquinas, etc.?, ¿os dais cuenta de lo importante que es la máxima higiene y que no hay derecho a que vayamos pisando excrementos sólidos y líquidos?.

    Y cómo ciudadano exijo a las autoridades que extremen, ahora y siempre, la vigilancia y se sancione a quien ensucie nuestra ciudad; desgraciadamente, en este País, sólo aprendemos cuando nos tocan el bolsillo.

    Espero que todos, ciudadanos y autoridades, tomen debida nota y se apliquen en que se cumplan las normas de higiene. Todo lo contrario será considerado una ofensa grave hacia las personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Login to your account below

Fill the forms bellow to register

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.