Los socialistas segorbinos a la “voz de su amo”

10
SHARES
159
VIEWS

Los socialistas de Segorbe solo salen del subterráneo cuando su “amo“ lo ordena y así ha ocurrido en el día de hoy. La orden es clara, “a por los alcaldes del Partido Popular”. En nuestra caso, le ha tocado a Mari Carmen Climent, alcaldesa segorbina, quién recibe el ataque del PSOE de Segorbe. Pero esto ya no tiene recorrido, los segorbinos ya les conocen y echar la culpa de todo al PP siempre ha sido lo fácil, ahora ya no, se acabó.
Desde el Partido Popular de Segorbe, le vamos a preguntar a los socialistas unas cuestiones domésticas.

¿Vais a pedir a Pedro Sánchez, presidente del gobierno, que se apoyen aquellos grupos, separatistas, nacionalistas, que no quieren España, y que lo hicieron presidente, para que logre prorrogar el estado de alarma?

La vida de la ciudadanía está en juego, no podéis estar callados, obedeciendo al amo.

Los socios de investidura de Sanchez y del PSOE, prefieren el caos a la responsabilidad. ¿ De qué lado os vais a poner los socialistas de Segorbe?

¿Ponéis a Sanchez, el presidente del caos, por delante de los intereses de los segorbinos? ¿ Y la salud de los segorbinos no os preocupa?

¿Cuál es la opinión de los socialistas segorbinos? ¿Es preferible atacar al PP que exigir el sí a Torra, Rufián o Otegui? ¿Os importan las decenas de miles de vidas sesgadas por el Covid o anteponéis seguir en el poder? ¿A qué caos e irresponsabilidad se apuntan ustedes, al de los independentistas?

El topoderoso Pedro Sánchez ve que esto se le ha ido de la mano al infame gobierno socialista-comunista y ¿ a quién culpa? Al Partido Popular. Pero eso ya pasó. La responsabilidad de la gestión de la crisis era de este infame gobierno del PSOE y de Podemos. España suma más de 25.000 muertos y el caos en la gestión y la organización es insuperable, con un gobierno más preocupado en esconder todas sus mentiras, que en liderar la recuperación.

Por lo tanto les pedimos responsabilidad y que pidan a sus jefes que cuando elijan a la compañía la elijan bien, buscando el bien para toda la nación.

El caos, la irresponsabilidad y la mentira es el diario de cuna de este gobierno de socialistas y comunistas que nos gobierna y que ahora busca machacar a una oposición mucho más leal con España que sus socios de investidura.

Partido Popular de Segorbe.

Siguiente

Comments 18

  1. Anónimo says:

    Objetivo: seguir en la poltrona el mayor tiempo posible, saben que les quedan cuatro banderas en el poder, pero antes dejaran a España, por venganza, como tierra quemada.

  2. Anónimo says:

    Este Gobierno mantiene una incoherencia absoluta entre el mando único y la pretendida cogobernanza, lo que de hecho está sucediendo, dado que las CCAA han visto imprescindible actuar ante las disparatadas acciones de esta autocracia.
    Ha habido Comunidades como la de Madrid que han sufrido el acoso y derribo por razones políticas (gobierna el PP), llegando incluso el Gobierno al sabotaje de medidas muy correctas y necesarias. Esta gestión amenaza la unidad de España y provoca coincidencias entre al mapa sanitario y el de resultados electorales, que haya más enfermos y más muertos en algunos lugares donde ganó las Autonómicas otro partido.

  3. Anónimo says:

    Mientras Sánchez, el PSOE y Podemos pedían “lealtad”, el ejecutivo ha actuado de forma unilateral, desoyendo las peticiones de los partidos de la oposición y de los gobiernos autonómicos, mintiéndoles repetidas veces y negándoles información, y actuando como si la única opinión que importase en España fuese la de Pablo Iglesias, que se ha acabado convirtiendo, por decisión de Sánchez, en el auténtico amo del ejecutivo.

    Desde Podemos e Izquierda Unida, y claramente con el consentimiento de Pedro Sánchez y del PSOE, se ha promovido una cacerolada contra la monarquía a fin de distraer la atención de la mala gestión del Gobierno, utilizar al Rey como chivo expiatorio y aprovechar esta situación para promover un cambio de régimen. En esta campaña, Pablo Iglesias llegó a atacar al Rey incluso por vestir uniforme militar, cuando precisamente la Constitución aprobada por los españoles otorga al Rey el mando supremo de las Fuerzas Armadas.

    El Gobierno se ha estado dedicando a comprar material sanitario de forma opaca y en condiciones irregulares. El último caso ha sido el pago de más de 300 millones de euros a empresas con dirección desconocida. A esto hay que añadir que el Gobierno utilizó el estado de alarma para anular el Portal de Transparencia, dejando sin ningún control las citadas operaciones irregulares. No se puede seguir consintiendo que esta grave situación sea una excusa para encubrir casos de corrupción.

  4. Anónimo says:

    El Gobierno ha aprovechado el estado de alarma para pisotear libertades: el Gobierno ha utilizado este estado de alarma para suspender derechos fundamentales, algo que la Constitución sólo admite en un estado de excepción o de sitio.
    Los ataques del Gobierno a la libertad de expresión, incluso usando el CIS para generar una opinión favorable a la censura, han sido escandalosos. Estas vulneraciones de derechos demuestran que el Gobierno ha mostrado más empeño en socavar nuestras libertades que en proteger nuestra salud.

    El Gobierno ha aprovechado el estado de alarma para fines partidistas: durante este estado de alarma, las manipulaciones en TVE y en el CIS han llegado a extremos nunca vistos en décadas. El gasto de 15 millones de euros para comprarse el favor de las televisiones es algo propio de una república bananera.

    En el colmo de la desvergüenza, el Gobierno utilizó el decreto del estado de alarma para colar a Pablo Iglesias en el CNI, saltándose la Ley 11/2002 que regula el Centro Nacional de Inteligencia. Pero sin duda, la utilización del estado de alarma con fines partidistas ha tenido su máxima expresión en los largos mítines televisivos de Sánchez, ya bautizados como “Aló presidente” en las redes sociales por su enorme parecido con los mítines que daba por televisión el déspota venezolano Hugo Chávez.

  5. Anónimo says:

    El Gobierno ha demostrado ser un peligro para la salud de los españoles: el ejecutivo de Sánchez ha sido uno de los peores del mundo a la hora de gestionar esta crisis sanitaria, provocando que España fuese el país con más muertos por millón de habitantes.
    El ejecutivo parece haber seguido un manual sobre cómo hacerlo todo mal. Incluso requisó tests a empresas que eran necesarios para sus empleados a fin de volver a reanudar su actividad sin riesgos. El colmo de la negligencia ha sido el reparto masivo por parte del Gobierno de mascarillas defectuosas a personal sanitario, provocando numerosos contagios.

  6. Anónimo says:

    Desde el Gobierno y sus medios afines están avisando con una catástrofe si no se prorroga el estado de alarma, presentando esa opción como un todo o nada. Es mentira: hay herramientas jurídicas menos lesivas para las libertades para limitar los efectos de la epidemia. Sin entrar ya en las leyes autonómicas, tenemos las siguientes:

    La Ley Orgánica de Medidas Especiales en Materia de Salud Pública.
    La Ley General de Salud Pública.
    La Ley General de Sanidad.
    La Ley del Sistema Nacional de Protección Civil.
    La Ley de Seguridad Nacional.

    Si el Gobierno está interesado en mantener el estado de alarma no es por motivos sanitarios. Si fuese así, se habría molestado en suministrar mascarillas a toda la población -que es la medida de protección más eficaz- y llevar a cabo tests masivos. Pero no lo ha hecho.

    El ejecutivo ha desperdiciado casi dos meses, confiándolo todo a un confinamiento que tiene desastrosos efectos económicos y sociales, pero también morales. Y es que con esa medida tan extrema y tan prolongada en el tiempo, el ejecutivo ha transmitido el mensaje totalitario de que el Estado no puede confiar en la responsabilidad de los españoles y debe decidir por ellos, una idea que ha combinado cínicamente con mensajes elogiando la solidaridad de los españoles, tal vez olvidando que si se impone por la fuerza no es solidaridad, sino coacción.

  7. Anónimo says:

    No me cabe ninguna duda de que si Sánchez e Iglesias tuvieran el poder absoluto abolirían la propiedad privada y confiscarían los ahorros de todos los españoles. Todo lo gestionarían ellos, pero para quedárselo y después repartir miseria. Sin embargo, para poder hacer eso tendrían que modificar la Constitución a su antojo. Y eso no es un tema fácil.

  8. Anónimo says:

    No vamos camino de una nueva normalidad, vamos camino de una vida peor, cuyo grado de empeoramiento dependerá en gran parte del acierto o el desacierto del Gobierno.

    A ese trayecto no se le puede llamar desescalada. No sé muy bien qué significa ese término, porque no existe en castellano, pero me imagino que es un galicismo que responde al concepto de bajar de una pendiente a la que hemos subido previamente. Desescalar es retroceder. Desde ese punto de vista, el neologismo valdría para describir la voluntad de hacer descender del número de muertos o de contagiados por el Covid 19, pero no para hacer referencia al proceso de progresiva recuperación de las libertades que nos han sido restringidas. Eso supone un avance, no un retroceso.

    Si quisiéramos significar que vamos a un mundo peor de aquel de aforos completos, conversaciones sin mascarillas y abrazos impetuosos en el que estábamos, podríamos hablar de proceso de regresión. No es una puñalada trapera al idioma e incluye el matiz peyorativo que conlleva la acción de ir para atrás. Pero tampoco sería la mejor opción. Después de todo, la nueva realidad será mejor que el confinamiento, y en ese sentido supondrá un avance. La mejor fórmula, a mi juicio, es hablar de proceso de atenuación.

    Nos dirigimos a un aislamiento atenuado. Y eso, se mire por donde se mire, no tiene nada de normal.

  9. Anónimo says:

    El Gobierno pretende que llamemos nueva normalidad a lo que vaya a ser de nuestras vidas cuando se acabe la excepcionalidad del confinamiento. También propone que a ese proceso de transición le llamemos desescalada. Si lo miramos bien son dos soberanas estupideces. Lo más característico de la naturaleza del hombre es la libertad y cualquier norma o pauta de conducta que pretenda habituarnos a restringirla es un contradiós, una acción absurda y vituperable que no merece ser llamada normalidad de ninguna clase. Ni nueva ni gaitas. Llamémosla anormalidad a secas y salgamos cuanto antes de este buenismo conceptual que solo pretende dorar la píldora de la realidad que nos circunda.

    La terminología buenista pretende enmascarar la gravedad de los conflictos. Zapatero la utilizó en su día con profusión paradigmática. Bajo el criterio de que el pesimismo no creaba empleo negó la crisis de 2008 utilizando eufemismos que no sembraran alarma social, como si la alarma social, ante tragedias evidentes, fuera un concepto discutido y discutible que él pudiera manejar a su antojo. La crisis, claro está, no se atuvo a la descripción edulcorada que él preconizaba y lo redujo a cenizas. El PSOE estuvo a punto de desaparecer.

    Al calor de aquella recesión Podemos emergió como el escudo de los desprotegidos. Doce años después, Sánchez no puede negar la crisis, pero la minimiza con previsiones económicas que no merecen el aval de los expertos y, desde luego, se abraza a Iglesias como a un madero en medio de la tormenta para no dejarle en exclusiva el discurso de la demagogia social. Si cambia de aliados y la resaca política de la pandemia se lo lleva por delante, Iglesias se convertirá en gran capitoste de la izquierda.

    Pincho de tortilla y caña a que eso es a Sánchez lo que más le preocupa. Por eso desoye la voz de la ortodoxia. Como diría Lambán, el interés general le importa menos que su supervivencia política. Mientras él siga al frente, la desescalada a la nueva normalidad está garantizada.

  10. Anónimo says:

    EL PSOE:
    1) Creó un grupo terrorista desde el Estado (GAL) con el que no cobró comisiones, sino que cometió 40 atentados y ASESINÓ a 27 personas, a alguna de ellas torturándolas hasta la muerte y enterrándolas en cal viva para hacerla desaparecer. Fue condenado PENALMENTE por esto.
    2) Es el único partido político condenado PENALMENTE por financiación ilegal con los escándalos de Filesa, Malesa y Time Sport.
    3) UGT, brazo violento del PSOE, fue condenado PENALMENTE por estafa y apropiación indebida con la cooperativa de viviendas de la PSV.
    4) No cobró comisiones, ROBÓ a los parados andaluces mas de 4.300 millones de euros (unos 715.000 millones de pesetas) entre ERE,s y cursos de formación falsos. Lo que constituye EL MAYOR ROBO DEL MUNDO DE TODOS LOS TIEMPOS.
    5) Es el partido con más casos de corrupción, con mas investigados por corrupción (solo en Andalucía más de 400), con mas juicios pendientes por corrupción (solo en Andalucía más del 120), con mas condenados por corrupción y el partido que más dinero ha obtenido valiéndose de la corrupción.

    Como colofón, es el único partido que cada vez que ha gobernado España, la ha dejado sumida en una crisis económica de grandísimas dimensiones. Eso pasó con González y con Zparo. Y en las CCAA que ha gobernado durante mucho tiempo (Andalucía, Extremadura y Castilla la Mancha) las convirtió en las CCAA más atrasadas y pobres de España.

    Y para cerrar, actualmente es un partido de extrema izquierda, cuyo presidente por Gobernar, aún teniendo uno de los peores datos del PSOE en elecciones generales, se asoció con chavistas, etarras, golpistas catalanes e independentistas vascos y valencianos, es decir, se asoció con la sentina del Congreso de los Diputados.

  11. Anónimo says:

    Vamos a ver, el gobierno fue votado por casi la mitad de la población de este país. Contra eso, no queda mucho que decir… lo único es que estamos rodeados de retrasados que votaron a un gobierno comunista y bolivariano que va a dar la cara por quien sea menos por ti.

    ¿Que pretende este infame gobierno? Hacer todo el daño posible a los españoles. No es normal, algo está pasando con esta gente inepta y cuadriculada. ¡Y pensar que aun hay gente que los excusa! Es inadmisible.

    Tengo más claras las ideas y claramente veo lo que sucede y atisbo sucederá, esta sociedad está siendo destrozada no sólo por los virus sino por gobernantes ineptos y corruptos, muchos haciéndose ricos con los dramas y creo que son montones de ellos psicópatas.
    Este país y nosotros con el vamos de cara al precipicio del desastre social más grande desde la guerra civil.

    A todos los empresarios/as y empleados/as de la hostelería, más todos los que volveremos al bar, etc… a reencontrarnos con nuestros amigos, lo que mejor podemos hacer, es recordarnos el día que toque echar la papeleta, que a estos que dijeron «que si no están cómodos que no abran» es no votarlos.

    La soberbia no ………y la inutilidad tampoco, las lleva arrastrando, por todos los lados ,en dos bolsas de basura tamaño XXL. No esperéis nada bueno, de la gente de izquierda.

  12. Anónimo says:

    ¿No querían «progresismo»? Pues toma progresismo… en casa encerrados como criminales, asesinan a tus abuelos y abuelas y quizás a tus padres, te dejan en el paro, y lo mejor de todo es que quizás te quitan los pocos ahorros que tengas en el banco porque claro, es un bien común y hay que destinarlo al estado… ¿No queríais progresismo? pues toma!

    Son SOCIATAS. La vida (literalmente) y el bienestar de los ciudadanos les importa una mierda.

  13. Anónimo says:

    Pedro Sánchez ha diseñado una trampa saducea a la oposición con su falsa oferta para convocar unos nuevos Pactos de La Moncloa. Lamentablemente, los españoles ya no deberían esperar nada de Sánchez porque ninguna de sus iniciativas parte de la sinceridad que debería ser exigible a un jefe de Gobierno cuando una catástrofe afecta a la nación. Ninguna idea de Sánchez se sustenta en la lealtad institucional, y nada en él es creíble por su frívola concepción de la política.

    Aun en las circunstancias más dolorosas vividas por España en todo un siglo, es abiertamente incapaz de concitar un auténtico pacto de Estado. Por eso, el presidente del PP, Pablo Casado, hace bien en dudar de las intenciones de Sánchez. El presidente del Gobierno solo aspira a tener una foto en La Moncloa emulando a Adolfo Suárez en 1977, pero es evidente que no pretende pactar políticas razonables que permitan a España salir cuanto antes del marasmo causado por el coronavirus. Sánchez miente con su oferta. De lo contrario, no habría insultado a la oposición en el Congreso y sí habría roto con sus socios de Gobierno: con Podemos, por tratar de imponer un comunismo rancio que solo aboca a la miseria, y con ERC o el PNV, porque están aprovechando esta crisis para realzar su perfil soberanista con la entelequia de que si Cataluña o el País Vasco fueran estados independientes, estarían a salvo de la enfermedad. Sánchez solo pretende subordinación institucional y humillación política del PP, y eso no es posible.

    Es un chantaje inasumible. Sánchez solo pretende crear la coartada sentimental necesaria para que el fracaso de su cínica oferta solo sea achacable a un PP insolidario y antipatriota.

  14. Anónimo says:

    Es cierto que durante los tres primeros años del Gobierno del PP se recortó la partida en Sanidad como se recortaron otras partidas para evitar el rescate de un país que Zapatero había dejado al borde de la quiebra. Pero también lo es que en los años sucesivos se fue incrementando el presupuesto en Sanidad hasta alcanzar la cifra de 75.435 millones de euros, la más alta de toda la historia.

    Sirva este dato para dejar en evidencia las mentiras de una izquierda incompetente que, incapaz de hacer frente a la crisis del coronavirus, se dedica a propagar el virus de la falsedad.

  15. Anónimo says:

    Las terminales mediáticas de la izquierda socialcomunista, alentadas por el Ejecutivo, están tratando de propagar un virus desinformativo y falaz según el cual la situación de falta de medios que se está viviendo en la Sanidad española es consecuencia directa de los recortes aplicados durante el gobierno del PP. Es la clásica forma que la izquierda tiene de embarrar el escenario y desviar la atención de la opinión pública de la incompetencia supina del Ejecutivo, que, sobrepasado por los acontecimientos, trata ahora de echar balones fuera.

    El Gobierno de Pedro Sánchez, cuando estaba en funciones, allá por el verano del mes de agosto pasado, mandó una carta a once Comunidades autónomas en las que les exigía apretarse el cinturón para no superar la tasa de referencia de regla de gasto. Y, casualmente, donde recomendaba meter la tijera, entre otras partidas, era en el gasto sanitario. O sea, quienes acusan ahora al Gobierno del PP de practicar el austericidio sanitario, son los mismos que, de tapadillo y sin que trascendiera, recomendaba a los Ejecutivos autonómicos que recortaran en sanidad.

    Se da la circunstancia de que en el acuerdo de Gobierno entre PSOE y Podemos se comprometían a elevar el gasto en sanidad hasta el 7,5 por ciento del PIB por aquello de la «eficiencia y la sostenibilidad» del sistema público de salud, cuando apenas unos meses antes el Ejecutivo de Pedro Sánchez instaba al tijeretazo. No cabe mayor hipocresía, ni más doble moral que la que exhibe este Gobierno cínico y mendaz.

  16. Anónimo says:

    Estamos en estado de alarma desde que este cretino “gobierna”. No hace falta que nos lo recuerde mediante un decreto.
    A ver, Pedro, «todos los recursos del Estado» no, si no «todos los recursos de la Nación». Que es otra cosa. Salvo que consideres que el gobierno es «dueño» de «too»… (cosa que me «malicio»…). Saludos

  17. Anónimo says:

    La supremacía moral de la izquierda ha llegado en España a su máximo nivel de la mano de Pedro Sánchez, primero al frente del Partido Socialista y después tras su asalto al poder tras la Moción de Censura.

    La filosofía puesta en marcha por Sánchez que se concreta en “todo vale para el convento” -que le sirvió para llegar a Moncloa de la mano de una amalgama de opciones políticas que Rubalcaba definió acertadamente como el “gobierno Frankenstein”- se ha extendido a todos los ámbitos de la vida política. Y así hemos llegado a una situación en la que son los socialistas quienes dan los carnets de progresistas, constitucionalistas, buenos y malos españoles…

    Pedro Sánchez se ha mostrado especialmente hábil para conectar con esos de españoles ciegos y sordos a la verdad que prefieren elegir el odio al ajeno a la hora de depositar su voto o su confianza política. En la batalla del relato, que se dice ahora, Sánchez ha mostrado que la verdad no importa, que los cuentacuentos son en este momento los verdaderos líderes del pensamiento político, que con la mentira, -aunque el refrán siga diciendo que tiene las patas cortas-, se puede llegar muy lejos. En la España de Sánchez el sectarismo da votos.

  18. Anónimo says:

    Si nos fiamos de la propaganda del PSOE, acabaremos creyendo que ese partido inventó el feminismo, la democracia, el progreso, la tolerancia e incluso la rueda.

    Los hechos dicen otra cosa:
    Si, España ha cambiado, ahora muchísima más gente es consciente de que esto es un régimen en el que la libertad se ha reducido todavía más y en el que la casta progre oprime al pueblo mucho más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Login to your account below

Fill the forms bellow to register

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.