­

UNA FOTO QUE VALE 78.253€

  • El equipo de gobierno ya disfruta de un coche oficial eléctrico que ha costado a los segorbinos 78.253€

  • Los surtidores, instalados cuando no había ni un solo coche eléctrico censado en Segorbe, han costado 53.253€, ahora hay corporaciones que instalan surtidores de carga gratuitos

La foto tomada al alcalde de Segorbe delante de su coche oficial ha costado a los segorbinos 78.253€ cuando el coste podría haberse reducido si hubieran dejado que alguna corporación eléctrica o empresa pionera en el sector, porque haberlas las hay, instalasen puntos de carga eléctricos en las llamadas electrolineras, sin embargo el alcalde de Segorbe ha decidido hacerse sostenible con el dinero de todos los segorbinos que han tenido que adelantar el montante total a expensas de tener un golpe de suerte con la Generalitat Valenciana para recibir las subvenciones que tanto esperan desde el bipartito pero que rara vez llegan a Segorbe.

El bipartito debería haberse informado que las grandes corporaciones eléctricas en España y otras empresas prevén, de hecho ya lo están haciendo, crear un mapa de ‘electrolineras’ donde coincidan varios surtidores de recarga eléctricos con otros combustibles alternativos ofreciendo con ello otras posibilidades de combustible verde, como el gas natural.

De hecho, Gas Natural Fenosa, por poner un ejemplo, ya ha instalado 55 electrolineras en España y está en plena expansión, por lo que el desembolso de 53.253€ ha resultado inútil para el Ayuntamiento de Segorbe.

Esto no es más que un punto en la suma total de oportunidades perdidas a escasos meses de finalizar una legislatura llena de golpes de efecto pero de contenido vacías, oportunidades perdidas y desaciertos propios de quien vive instalado en el sectarismo y la improvisación por desconocimiento en la gestión.

2 Comentarios

  1. Anónimo 04/12/2018 at 17:21 - Reply

    Para que ande un coche eléctrico hay que quemar en la central eléctrica muchísimo más combustible que el que quemaría el motor del mismo vehículo. Esto es debido e los rendimientos, que suelen ser menores del 60%.

    Parte de la energía liberada por el combustible de la caldera se pierde en la formación de vapor, se pierde más en la producción de electricidad por el generador movido por ese vapor, se pierde más en la línea kilométrica de cables hasta donde se vaya a cargar el coche, se pierde más en la transformación de alta a baja tensión y aún se pierde más al cargar las baterías del coche y al estas mover el motor.

    Así que, a menos que la electricidad se produzca por centrales nucleares, solares, hidráulicas o lo que sea menos térmicas de carbón o petróleo, los coches eléctricos son, científicamente una atrocidad que producirán muchísimo más CO2, óxidos de N y otros gases nocivos.

  2. Anónimo 04/12/2018 at 16:39 - Reply

    A Rafaelín le hemos feriado un coche eléctrico. ¡Que contento está mi chico!

Deja un comentario