El concejal del PP, Gabriel Máñez, califica la situación económica del municipio, gobernado por el PSOE, de “desastre total”

El alcalde de Altura, Miguel López (PSPV-PSOE) está todavía pagando a los proveedores a los 386 días y no a los 30 días como dictamina la Ley, un plazo que, como máximo, se puede alargar a 60 días, pero “abonar las facturas más de un año tarde es algo inaudito, vergonzoso y que demuestra que este gobierno municipal socialista es un desastre total en cuanto a economía, gestión y liderazgo se refiere”, indica muy indignado el concejal del PP, Gabriel Máñez. Y es que el consistorio ha recibido una inyección monetaria de, nada más y nada menos, que 184.912,21 euros, que es el adelanto sin intereses que ha solicitado a la Diputación de Castellón en concepto de Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) e Impuesto de Actividades Económicas (IAE).

Ha pasado ya prácticamente toda la legislatura y resulta que los socialistas no han llevado a cabo ninguna mejora, ni inversión relevante en estos cuatro años, salvo ahora, cuando acaban de recibir el dinero del adelanto del IBI de la Diputación, que lidera el PP. Ahora han empezado a hacer algo, pero deprisa y corriendo porque, claro, vienen las elecciones”, manifiesta Máñez. Al mismo tiempo remarca: “Están asfaltando varias calles con el dinero del Plan 135 de la Diputación, pero, desde luego, no han sido capaces en cuatro años de adecentar y arreglar las aceras, por ejemplo, algo que es fundamental porque están totalmente abandonadas y rotas”, especifica el concejal del Partido Popular.

El Ayuntamiento, debido a la mala gestión de estos cuatro años, está sumido en un bucle, en una espiral sin fin, así que cada vez, por la nefasta capacidad de liderazgo y gestión del alcalde del PSOE, los alturanos debemos más dinero y prueba de ello es que en vez de pagar las amortizaciones de los préstamos, las han aplazado hasta el 2020 por lo que no han sido capaces de reducir la deuda”, indica el edil popular. “No están haciendo nada; Altura necesita un cambio y se llama Partido Popular con unos dirigentes que sepan invertir el dinero, ofrecer posibilidades y servicios a los ciudadanos… Un sinfín de cosas por hacer y el PSOE se está limitando a no mover ficha dejando al pueblo abandonado, sin gestionar los pagos a los proveedores y sin hacer inversiones”, concluye el concejal Gabriel Máñez.