­

¿GRACIAS? ¿¡POR CERRAR EL COLEGIO DE LA RESURRECCIÓN!?

Si viviéramos en un mundo al revés lo del PSOE y SP sería algo normal, pero afortunadamente vivimos en un mundo cabal.

Hace pocos días escuchamos como la portavoz de SP daba las gracias a la Consellera de Bienestar Social Mónica Oltra por cerrar el Colegio de la Resurrección.

Un centro que ha servido de hogar a muchos niños y jóvenes con necesidades familiares especiales.

Ante el cierre ideológico y sectario el PP Segorbe pedía que la consellera responsable de la clausura del centro pidiera perdón, en primer lugar a los menores trasladados a otros centros, a los trabajadores y a la sociedad segorbina, sin embargo desde las filas del gobierno municipal aplaudieron la actitud de la titular de la cartera de bienestar social además de dar las gracias por el cierre acaecido hace un año.

Aplauden haberse llevado a unos menores de un centro que consideraban su casa a la fuerza y sin ninguna orden judicial.

Aplauden la difamación a la congregación religiosa.

Aplauden a Mónica Oltra por haber dejado sin empleo a 17 trabajadores.

Aplauden a Oltra por haber proporcionado datos personales en sede parlamentaria y que fueron circulando a través de la prensa manchando el nombre y la labor del Colegio de la Resurrección y de Segorbe.

Pero el bipartito ¿aplaude que existía un informe de Fiscalía de menores que instaba al cierre del centro de Monteolivete, de propiedad de la Consellería de Bienestar Social?

¿Aplaude que el centro de menores en Buñol está saturado de menores procedentes del centro de Monteolivete al cual Fiscalía de menores llevaba dos años advirtiendo de las malas condiciones estructurales, humedades, grietas, armarios rotos, habitaciones de 15 metros con cuatro menores instalados?

¿Aplauden que una monitora de la Conselleria abofeteara e insultara a un menor residente del centro de Segorbe?

Los residentes del Colegio de la Resurrección iban al colegio, iban al médico, hacían vida normal en Segorbe, eran queridos y estaban totalmente integrados en la sociedad segorbina.

Aplauden lo que nunca debería de haberse aplaudido: el cierre del Colegio de la Resurrección.

11 Comentarios

  1. Anónimo 03/12/2018 at 10:18 - Reply

    ¡ Qué triste ! y todo por culpa de los socialistas.

  2. Anónimo 26/11/2018 at 20:26 - Reply

    Dar gracias siempre ha sido una acción emocionalmente más “simpática” y “amable” que el hecho de evidenciar una injusticia o pedir perdón. Así, dando las gracias, parece que Sebastián se dirija a un electorado en potencia cuya forma de pensar sea fruto de los valores de un onírico mundo en donde cualquier problema se arregla escondiendo la cabeza, como las avestruces, y recitando una bonita frase de Coelho.

    A este tipo de personas seguramente les agradará más escuchar a una concejala declamando una “acción de gracias” en medio de un pleno que a otra profiriendo la dura realidad y reclamando indirectamente justicia, aunque la actitud de esta última sea, por las circunstancias, la más adecuada. Y es que quien, en política, se guía más por la manipulación emocional que por lo cabal le convencería más Sebastián que Climent, en la situación que se dio en el último pleno; le persuadiría más el golpe de efecto populista que el argumento elaborado y comprometido.

    Pero para infortunio de Sebastián y Oltra no todos nos dejamos engañar por frases bonitas y deseos ingenuos, no todos nos quedamos tan en la superficie, no todos somos ese electorado en potencia que solo una educación adoctrinadora puede engendrar. Muchas personas -y cada vez más- sabemos perfectamente que el mejor modo para construir la convivencia pacífica, evitar la fractura social y mantener la credibilidad en las instituciones es actuar con justicia, rectificando, pidiendo perdón cuando proceda y abandonando políticas de exclusión y descrédito. La división en la sociedad y cualquier conflicto derivado de la implementación de políticas imprudentes e irresponsables no se mitiga estableciendo otras políticas que se basen en lo emocional para maquillar la realidad y esconder, bajo la alfombra, las acciones deleznables.
    Este modo de proceder en representantes de la ciudadanía, tiene las patas muy cortas y, además, hace mucho daño.

    Ojalá que los políticos implicados en el cierre del colegio de la Resurrección pidan disculpas, rectifiquen y abandonen -de una vez por todas- los descréditos y los discursos surrealistas. La ciudadanía -esta vez con más razón que Sebastián- sabrá darles las gracias, si son bien merecidas.

  3. Anónimo 26/11/2018 at 20:20 - Reply

    ¡Cuidado! Este tipo de gentuza usa siempre un segundo lenguaje para ocultar sus verdaderas intenciones.

    Piel de cordero y lengua de víbora.

  4. Anónimo 26/11/2018 at 19:32 - Reply

    ¿Por qué será que todos los totalitarios tienen tanto interés en reescribir la historia?

  5. Anónimo 26/11/2018 at 18:37 - Reply

    Cómo segorbina de pura cepa, estoy harta de gentuza como la Yolanda, que nos toma el pelo y por idiotas.
    Ya es hora de levantar la voz para defender a nuestro pueblo.
    Ella ya sabemos lo que defiende ( guaus y miaus) y la agricultura.

  6. Anónimo 26/11/2018 at 17:38 - Reply

    El objetivo final de estos presuntos “demócratas” de la hoz y el martillo es enrarecer todo lo posible el ambiente para tratar de amedrentar al votante de derechas o a aquellos indecisos que, con la mejor de sus voluntades, tienen pensado apoyar con su voto a la derecha, para que trate de arreglar el desaguisado que han liado en la sociedad segorbina.

    Sencillamente vergonzoso lo que hace esta mujer. Mal estamos y por mal camino vamos con este tipo de actitudes contra la convivencia y el respeto mutuo.

  7. Anónimo 26/11/2018 at 17:05 - Reply

    La pregunta que tenemos que hacernos es la siguiente: ¿tan grave es lo que tiene que ocultar Yolanda Sebastián Sierra como para que incluso mienta en una cosa tan evidente?

    Ya está bien de impunidad.

  8. Anónimo 26/11/2018 at 16:46 - Reply

    Cuando se contemplan los resultados de los hechos, el revanchismo y el odio visceral se quedan en lo que meramente son.

    Yolanda y Magdalena no pueden irse de rositas. Esta indigna parejita deben ser juzgado por lo que han hecho, por una evidente mala fe, mal hacer y negligencia a la hora de gobernar.

    ¿Es legal que el uso de dinero de los ciudadanos se emplee para los delitos de difamación, ofensas, e insultos?.

    Por mucho menos de todo el daño que esta parejita ha hecho, cualquier directivo de una empresa acabaría ante un tribunal. No podemos consentir que un político se crea impune: debe responder por sus actos.

  9. Anónimo 26/11/2018 at 12:45 - Reply

    Y yo que ago aplaudo felicito o me pongo a llorar. Somos una familia que desde mucho tiempo todos los fines de semana tenemos un niño de los que estaban en el colegio la Resurrección, este niño es uno de los que fueron arrancados a la fuerza de su casa y su pueblo. Este niño está en un centro de acogido en Castellón , y estamos desesperados cuando viene , esta triste apenas habla no quiere estar allí dice que no es su sitio, aplaudimos Yolanda nos alegramos felicitamos o denunciamos , este niño no entiende nada , no entiende porque se lo llevaron , estaba integrado tenía una familia o sea nosotros , ahora esto ha cambiado , sigue teniéndonos , estamos ahí pero él no entiende porque no está en Segorbe , su casa su hogar está depresivo . Después de leer esto si sigue dando las gracias es que no tiene corazón.

  10. Anónimo 26/11/2018 at 11:14 - Reply

    Para esta cría metida a concejala creo que la democracia consiste en jugar al corro de la patata con sus amiguitas, y quién no está en el corro no es demócrata.

  11. Anónimo 25/11/2018 at 13:43 - Reply

    Indignante que semejante sujeta, odiosa y maleducada, vaya a cambiar la historia de Segorbe con el cierre del colegio de las monjas.

    ¿Lo vamos a consentir sin inmutarnos?

Deja un comentario