­

LOS SOCIALISTAS SEGORBINOS, NERVIOSOS

El Grupo Municipal del Partido Popular del Ayuntamiento de Segorbe se muestra sorprendido después de leer las últimas publicaciones en los medios de comunicación en las que los socialistas rezuman odio, rencor e insultan continuamente a los populares, algo a lo que ya están “acostumbrados los segorbinos, puesto que, en tres años de legislatura, el PSOE se ha dedicado a discutir entre ellos y a perseguir al Partido Popular”.

 

Desde el PP recordamos que los socialistas de Segorbe no ganaron las elecciones. Los segorbinos no los eligieron para gobernar la ciudad, solo un pacto de perdedores lo hizo posible y desde entonces solo quiere saciar su ansia a toda costa.

 

Magdalena y sus socios de gobierno hablan de mentiras y demuestran tener muy poca catadura moral después de las numerosas promesas incumplidas que llevan los socialistas desde que llegaron al poder.

 

  • Mentir es decir que el alcalde de Segorbe no percibirá retribución del Ayuntamiento y cobrar todos los meses una importante cifra.

 

  • Mentir es solicitar el aumento de los valores catastrales de los inmuebles nada más llegar a la alcaldía en julio de 2.015 y luego decir mil y una veces que no.

 

  • Mentir es prometer en campaña electoral una remunicipalización de los servicios y llegar al poder y privatizar más y más.

 

  • Mentir es presentar un programa electoral y posteriormente decir que eso ni es la Biblia ni son los Mandamientos y que por tanto no hace falta cumplirlo.

 

  • Mentir es demonizar la fábrica de zumos y el robo del agua y posteriormente sacar pecho y aconsejar el uso del agua reciclada para regar.

 

  • Mentir es afirmar que se abrirán las puertas y ventanas del ayuntamiento y después cerrar el acceso al despacho del Grupo Popular y minar de trabas la labor de la oposición.

 

  • Mentir, mentir y volver a mentir es la tarea principal que han llevado a cabo los socialistas y Magdalena desde que se juntaron con Segorbe Participa.

 

El PSOE Y SP llegaron al poder con ansias de revanchismo y con la obsesión de destruir lo realizado por los gobiernos populares. Pero se han encontrado con un gran problema, el PP de Segorbe hizo tanto que no les dará tiempo a destruirlo todo. Los segorbinos han tomado nota y en menos de un año hablarán en las urnas.

 

En tres años de legislatura se ha evidenciado que los socialistas pasan de los segorbinos hasta tal punto que les ponen trabas para entrar en su casa. El Ayuntamiento no ha hecho ni caso a las más de 1.000 firmas para subsanar el caos que cada jueves se organiza en el tráfico de todo Segorbe por la caprichosa ampliación del mercado.

 

Ustedes han hecho del diálogo la mentira y de las propuestas el rechazo, eso es lo que ustedes hacen. Ni han querido hablar nada con el PP, el partido más votado por los segorbinos, y han rechazado sistemáticamente las propuestas que llevaban el logo del Partido Popular. 

 

Por lo tanto, cuando los segorbinos decidan con su voto que volvamos a gobernar ahí estaremos y no antes. Déjense de la sumisión a las siglas del PSOE, que gobierna la Generalidad y que desprecia Segorbe, y trabajen por nuestro municipio y por nuestros ciudadanos.

3 Comentarios

  1. Anónimo 13/06/2018 at 16:44 - Reply

    Magdalena tu sectarismo es harto evidente y tú falta de objetividad, alarmante. Tienes la fea costumbre de insultar a la primera de cambio a todo el que no está de acuerdo contigo. La próxima vez que abras la boca procura hacerlo sin insultar de buenas a primeras a los que no opinan como tú, y de paso hazlo argumentando algo que tenga que ver con el tema que se trata, y no soltando las primeras consignas partidistas que se te pasen por la cabeza, aunque no tengan relación con el tema de debate.

    Es jocoso ver como algunos/as piden respeto para sus ideas [fundamentalistas] y descalifican o directamente no respetan las ideas de los otros. Una lección de Democracia, sí señor.

  2. Anónimo 13/06/2018 at 15:30 - Reply

    Un principio asentado en las viejas democracias anglosajonas, esas que muchos tanto envidiamos y admiramos, es que todo dirigente que miente al público queda desacreditado para ejercer la política.

    Vamos con una valiosa cita de finales de enero. Reza así: «No caben atajos frente a un proyecto del que no les escuchamos desistir, que es el independentismo. Estos no pueden ser en ningún caso nuestros aliados para una moción de censura. Les puedo adelantar que esa posición [la oferta separatista para apoyar una moción contra Rajoy] ya la conocemos. Nos la hicieron llegar antes del verano. Nos apremiaron que fuese antes del 1 de octubre y no encontraron más que nuestro rechazo, porque nosotros no tenemos tal ansia de gobernar a toda costa; y desde luego, mucho menos a costa de la unidad territorial de este país, eso jamás. No hemos tenido jamás un interés corto de poder simplemente para tener un Gobierno en precario y dependiendo de fuerzas que no comparten nuestra visión de España, que ni siquiera comparten nuestro modelo de Estado. No es posible una moción de censura con esos apoyos».

    Excelente. Un contundente y explícito rechazo a colaborar con los enemigos declarados de España. ¿Y de quién es la cita? De José Luis Ábalos, de 58 años, valenciano, maestro de Primaria y en la actualidad ministro de Fomento del gobierno del felón Pedro Sánchez. El señor Ábalos fue también el encargado de presentar en el Congreso la moción de censura contra Rajoy, sostenida por los separatistas del PdCat -el partido de Puigdemont y Torra-; ERC, la formación de Junqueras; y Bildu, los herederos políticos de los asesinos de ETA.

    En enero, Ábalos había prometido con firmeza que no haría lo que cinco meses después ha ejecutado. Por lo tanto, y siento decirlo, es un mentiroso.

    «Aquellos que decían que yo iba a pactar con los independentistas con tal de ser presidente ahora callan». Esta frase la subió un político en su Twitter en abril del año pasado. El candidato en cuestión alardeaba así de que había desechado a los independentistas como un apoyo para llegar al poder. El tuit era del señor Sánchez, presidente ahora gracias al voto separatista y etarra que aseguraba rechazar. Es el mismo político que hace tres semanas consideraba repugnantes los presupuestos de Rajoy y que ahora quiere aplicarlos. El mismo que llamaba supremacista y xenófobo a Torra y que ahora acepta sus votos. El mismo que apoyó el 155 contra los golpistas y que ahora los convierte en sus socios.

    Faltar a la palabra dada de manera flagrante es inadmisible, y más en quienes llegan al poder alardeando de limpieza moral frente al PP. Pero hoy en España la mentira está homologada como algo normal, tolerable. Las chirriantes incongruencias de Sánchez no copan los titulares en telediarios y periódicos, la diana sigue pintada sobre Rajoy, que ya es historia.

  3. Anónimo 13/06/2018 at 15:08 - Reply

    Mentir también es haber cerrado el colegio de la Resurrecion con mentiras y infamias, y destrozar la vida A las terciarias capuchinas ? Verdad es lo que está pasando en el colegio de Buñol dirigido por la Sñra Oltra . Esto no se debe olvidar.

Deja un comentario